INICIO
A la Sagrada Majestad de la VERDAD

Thomas Taylor

lunes, 18 de mayo de 2009

A H. P. B


De nuevo tu memoria, brillando esplendorosa,

Derrama sus efluvios de amor y de virtud;

Surgiendo, en este día, cual perfumada rosa,

Cual triunfadoras alas de ingente mariposa,

Del más profundo seno de nuestra gratitud.

¡Más siempre tu memoria, memoria bendecida,

Guardamos cual presea de nuestro corazón;

Pues tú nos enseñaste la fuerza de la Vida,

La fuerza redentora del alma dolorida,

La fuerza omnipotente de la inmortal Legion!

Plan y Dorga M.S. T. 1911 Revista Sophia